Preguntas que
nos hacemos

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE SEXO Y GÉNERO?

Mientras que el término sexo alude a las diferencias de carácter estrictamente biológico que existen entre hombres y mujeres, y que no suelen determinar nuestras prácticas, por género entendemos el conjunto de características sociales, culturales, políticas, jurídicas y económicas asignadas socialmente en función del sexo asignado al momento de nacer.

¿QUÉ ES IGUALDAD DE GÉNEROS?

Es la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños. Por tanto, el sexo con el que hayamos nacido nunca debería determinar los derechos, oportunidades y responsabilidades que podamos tener a lo largo de nuestra vida.

Cabe destacar que el concepto de género se refiere a la construcción social diferenciada de roles y responsabilidades entre hombres, mujeres y las personas con identidades no binarias. Es producto de las relaciones entre las personas y puede reflejar una distribución de poder basado en la tradición, costumbres, religión o cultura, más frecuentemente en detrimento de las mujeres. No es un concepto estático, sino que cambia con el tiempo y el lugar.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE TENER UN PLAN PARA LA IGUALDAD DE GÉNEROS DENTRO DE LA HCDN?

La HCDN es el organismo que genera las leyes que regulan al país, por tal motivo tenemos la responsabilidad de ser impulsores del cambio para comenzar a revertir las desigualdades.

Es de vital relevancia realizar acciones desde el Poder Legislativo para lograr cambios culturales que lleven a la reducción de desigualdades.

¿QUÉ ES LA VIOLENCIA LABORAL?

Las acciones y omisiones de personas o grupo de personas que, en ocasión del ámbito o relación laboral, en el espacio físico y/o virtual, en forma sistemática y recurrente, atenten contra la dignidad, la integridad física, sexual, psicológica y/o social de una persona, mediante acoso sexual, abusos, abuso de poder, ataques, amenazas, intimidación, amedrentamiento, inequidad salarial, trato discriminatorio, maltrato físico, moral, sindical, psicológico y/o social. Se considerará que la violencia laboral reviste especial gravedad cuando la víctima se encuentre en una situación de particular vulnerabilidad, por razón de su edad, estado de salud, inferioridad jerárquica, u otra condición análoga.

¿QUÉ HACER FRENTE A UN CASO DE VIOLENCIA LABORAL?

Llamá al 144
Para recibir contención y asesoramiento.
Es gratis. Las 24 hs los 365 días del año.

Llamá a Bienestar Laboral de la HCDN.
Mail: ilaboral.dpersonal@hcdn.gob.ar
Internos: 8772/8779

Comunicate con los gremios:
UPCN: Igualdad de oportunidades y de trabajo. Internos: 2256 / 2352
APL: Secretaría de la Mujer 011 43834805
ATE: Secretaría de Género de Ate Congreso: Internos 2120 / 2124

¿QUÉ ES LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

Se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que, de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes.

¿CÓMO SE PUEDE MANIFESTAR LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

Existen varios tipos de violencia:

1.- Física: La que se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato o agresión que afecte su integridad física.

2.- Psicológica: La que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación o aislamiento. Incluye también la culpabilización, vigilancia constante, exigencia de obediencia, sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación.

3.- Sexual: Cualquier acción que implique la vulneración en cualquiera de sus formas, con o sin acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de su vida sexual o reproductiva a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza o intimidación, incluyendo la violación dentro del matrimonio o de otras relaciones vinculares o de parentesco, exista o no convivencia, así como la prostitución forzada, explotación, esclavitud, acoso, abuso sexual y trata de mujeres.

4.- Económica y patrimonial: La que se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer, a través de:

a) La perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de sus bienes;

b) La pérdida, sustracción, destrucción, retención o distracción indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos patrimoniales;

c) La limitación de los recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades o privación de los medios indispensables para vivir una vida digna;

d) La limitación o control de sus ingresos, así como la percepción de un salario menor por igual tarea, dentro de un mismo lugar de trabajo.

5.- Simbólica: La que, a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos, transmita y reproduzca dominación, desigualdad y/o discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

¿EN QUÉ ÁMBITOS PUEDE MANIFESTARSE LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

La violencia de género puede manifestarse en diferentes ámbitos:

a) Violencia doméstica: aquella ejercida por un integrante del grupo familiar, independientemente del espacio físico donde ésta ocurra, que dañe la dignidad, el bienestar, la integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, la libertad, comprendiendo la libertad reproductiva y el derecho al pleno desarrollo de la persona. Se entiende por grupo familiar el originado en el parentesco sea por consanguinidad o por afinidad, el matrimonio, las uniones de hecho y las parejas o noviazgos. Incluye las relaciones vigentes o finalizadas, no siendo requisito la convivencia.

b) Violencia institucional: aquella realizada por las/los funcionarias/os, profesionales, personal y agentes pertenecientes a cualquier órgano, ente o institución gubernamental o no gubernamental , que tenga como fin retardar, obstaculizar o impedir que la persona tenga acceso a las políticas públicas y ejerzan sus derechos. Quedan comprendidas, además, las que se ejercen en los partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales, deportivas y de la sociedad civil.

c) Violencia laboral: aquella que discrimina en los ámbitos de trabajo públicos o privados y que obstaculiza su acceso al empleo, contratación, ascenso, estabilidad o permanencia en el mismo, exigiendo requisitos sobre estado civil, maternidad, edad, apariencia física o la realización de test de embarazo. Constituye también violencia contra las mujeres en el ámbito laboral el hecho de quebrantar el derecho a igual remuneración por igual tarea o función en idéntica carga horaria. Asimismo, incluye el hostigamiento psicológico en forma sistemática sobre una persona trabajadora con el fin de lograr su exclusión laboral.

d) Violencia contra la libertad reproductiva: aquella que vulnere el derecho de las personas a decidir libre y responsablemente el número de embarazos o el intervalo entre los nacimientos, de conformidad con la Ley 25.673 de Creación del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable.

e) Violencia obstétrica: aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las personas, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, de conformidad con la Ley 25.929.

f) Violencia mediática: aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de las personas o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las personas, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construyendo patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres.

Fuente: Ley de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres (26.485)

¿QUIÉNES PUEDEN SUFRIR VIOLENCIA DE GÉNERO?

Cualquier persona, sin importar su género, puede sufrir o incurrir en actos que configuren violencia de género. Sin embargo, las mujeres suelen ser las víctimas principales de tal violencia, debido a la situación de desigualdad y discriminación en la que viven. (Naciones Unidas, 1993).

¿QUÉ HACER FRENTE A UN CASO DE VIOLENCIA DE GÉNERO?

Llamá al 144
Para recibir contención y asesoramiento.
Es gratis. Las 24 hs los 365 días del año.

Llamá al 911
En situaciones de emergencia.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE LA CÁMARA INCORPORE PERSPECTIVA DE GÉNERO?
  • Porque es vital para la construcción de una sociedad más democrática, sensible a desigualdades e injusticias y comprometida en la lucha contra ellas.
  • Porque contribuye a erradicar cualquier forma de discriminación en la legislación.
  • Porque ubica claramente la desigualdad de género como un problema de la agenda pública.
  • Porque brinda elementos fundamentales para considerar todas las medidas legislativas y acciones del Estado desde el ángulo de la igualdad real de oportunidades y de trato entre personas.
  • Porque procura erradicar la discriminación directa e indirecta.
  • Porque contribuye a la generación y el desarrollo de capacidades institucionales del Poder Legislativo, y fortalece su función de representación de la ciudadanía en su diversidad social.
  • Para que las personas trabajadoras transiten su vida laboral en un ámbito libre de discriminación.
¿QUÉ CAMBIA SI INCORPORAMOS PERSPECTIVA DE GÉNERO?

La adopción de un enfoque de género por parte de los cuerpos legislativos tiene un conjunto de ventajas:

  • Aumenta su representatividad, al reconocer y respetar las necesidades y los derechos de las personas trabajadoras.
  • Contribuye a una gestión más eficaz y eficiente, al valorar los posibles efectos de las medidas legislativas en las relaciones de género.
  • Favorece un mayor acercamiento entre las instituciones representativas y la ciudadanía, al incorporar conocimientos específicos sobre las necesidades de las personas desde el ángulo de la igualdad de género.
  • Fomenta una democracia justa, al colocar la igualdad social y de género en el centro del debate y preocuparse por el empoderamiento y la autonomía de las ciudadanas.
  • Favorece una mayor idoneidad técnica, al conocer la perspectiva de género e incorporarla en la elaboración y discusión de medidas legales.
  • Contribuye a la calidad institucional, al favorecer el diálogo y la rendición de cuentas ante la sociedad civil y sus organizaciones.
¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE EL LENGUAJE NO SEXISTA E INCLUYENTE?

El uso de lenguaje sexista o no incluyente en la redacción de leyes, documentos oficiales e incluso en las conversaciones informales contribuye a reproducir relaciones asimétricas, jerárquicas y desiguales. Se incurre en lenguaje no incluyente, cuando las distinciones entre lo femenino y lo masculino valoran a una de las partes sobre la otra, generando jerarquías y exclusión. A través del lenguaje se transmiten, refuerzan y transforman significados y creencias sobre lo femenino y masculino, y por eso no es neutro en relación con el género.